Partes del Autoclave

Partes del Autoclave

La tecnología avanza continuamente, ofreciendo los mejores avances para garantizar nuestro bienestar. Gracias a la tecnología y sus innovaciones, se pueden evitar infecciones severas y la muerte.  Los autoclaves son instrumentos necesarios para la esterilización y desinfección. A continuación te explicamos todo sobre qué es un autoclave y las partes del autoclave.

¿Qué es un autoclave?

Un autoclave es un dispositivo que trabaja con alta presión para realizar esterilización, cocción o reacción industrial con vapor de agua. Es un instrumento comúnmente utilizado en clínicas dentales y médicas para esterilizar materiales e instrumentos quirúrgicos.

Debido a la presión elevada permite que el agua alcance temperaturas muy altas, siendo mayores de 100° C. Entre las altas temperaturas y la acción del vapor produce la descomposición de las bacterias y microorganismos, asimismo, destruyendo todo riesgo.

Puede que te interese leer nuestro post Para qué sirve el Autoclave.

Partes del autoclave

Conocer las partes de un autoclave es fundamental para utilizarlo y lograr la esterilización de cualquier instrumental. El autoclave es usado como agente esterilizante con alto rendimiento y temperaturas, para conseguir una desinfección correcta.

El autoclave tiene forma de tanque calentado y sellado, tiene paredes gruesas que mantienen el proceso de esterilización y su eficiencia.

Las partes del autoclave son las siguientes:

  1. Perilla: esta parte es fundamental para la seguridad de la puerta, permite abrir y cerrar con movimientos rotativos.
  1. Puerta: sin esta parte el proceso de esterilización no se llevará a cabo, la puerta es la encargada de sellar de forma hermética el autoclave.
  1. Tanque de agua destilada: el autoclave cuenta con su propio contenedor de agua destilada.
  1. Cámara: este es el lugar donde se colocan los elementos en el autoclave, esta zona interior es de acero inoxidable, lo cual es muy importante para evitar daños.
  1. Tanque de agua: este es un recipiente que viene integrado al autoclave, en esta parte caerá el agua utilizada en la destilación.
  1. Panel de control: Para facilitarte el control en todo el proceso. En el panel podrás ajustar las distintas funciones que debe desempeñar el autoclave.
  1. Pantalla led: te enseñará todo lo que debes saber sobre el status del autoclave en funcionamiento, encendido o apagado.
  1. Puertos: cuenta con dos puertos, uno USB para añadir otras conexiones y un puerto de impresión.
  1. Filtro bacteriológico: esta parte es muy importante y fundamental, este filtro se encarga de retener todos los microorganismos, bacterias y posibles virus. 

Te recomendamos leer Tipos de Autoclave.

Facebook
Twitter
LinkedIn