Mantenimiento de Autoclave

Mantenimiento de Autoclave: Cómo limpiarlo para encontrarlo perfecto a la vuelta de vacaciones

Tus equipos son parte fundamental de tu clínica. Nadie mejor que tú para saber que cuidarlos adecuadamente es vital para mantenerlos en las mejores condiciones. Un mantenimiento preventivo y una limpieza adecuada posibilitarán su buen funcionamiento. Hoy traemos un post en el que conocerás cómo limpiarlo y realizar correctamente el mantenimiento de autoclave previo al cierre por vacaciones de tu clínica, para conseguir su mayor rendimiento y longevidad.

Mantenimiento de Autoclave

Son 4 sencillos pasos los que tienes que llevar a cabo para realizar el mantenimiento de Autoclave y cuidar de tu clínica antes del verano y poder disfrutar de una merecidas vacaciones sin preocupaciones:

Paso 1: Vacía y limpia los depósitos

Limpiar periódicamente y vaciar los depósitos durante los períodos de inactividad es importante para mantener el buen funcionamiento y la duración de la máquina, impidiendo que se acumule agua estancada. Así es cómo se debe realizar de forma correcta:

Vacía el depósito con el tubo que se facilita y quita la tapa (se aconseja usar guantes durante todo el procedimiento para protegerse de posibles elementos contaminantes). 

Con un paño, o papel secante, limpia los posibles depósitos e impurezas que normalmente se acumulan en las paredes y en el fondo (es importante retirar esos restos para proteger los filtros que, de lo contrario, se podrían obstruir).

Por último, deja los depósitos vacíos hasta que se vuelva a abrir la clínica para evitar que el agua se estanque y que prolifere la flora bacteriana.

Paso 2:  Limpia la cámara y la puerta

El uso normal del autoclave genera residuos e impurezas que se depositan especialmente en el fondo de la cámara. Eliminar y limpiar estos residuos es un proceso simple e importante que se puede realizar rápidamente. Para ello, tendrás que seguir estas indicaciones:

Con la máquina apagada (y fría), elimina todas las estructuras: cesta, bandejas normales y perforadas.

Utiliza un paño (o la esponja que se facilita) humedecido con agua; mejor si es desmineralizada (y sin detergente).

Limpia con la esponja todas las superficies de la cámara, especialmente el fondo y la puerta, centrándose también en los pliegues de la junta de la puerta de la cámara (ya que es aquí donde más tienden a acumularse los residuos y las impurezas).

Por último, no cierres la puerta; déjala abierta: esto evitará que la junta se deforme por el calor.

3. Cierra la llave de paso del agua

Durante los períodos de cierre de la clínica, siempre está bien tomar la precaución de cerrar la red hídrica. De hacerlo, presta especial atención a la alimentación del Aquafilter:

Cierra el agua y asegurar toda la instalación.

Desatornilla los dos vasos porta resinas del Aquafilter y vacíalos, de forma que las resinas queden fuera del agua. Así evitarás que se descarguen durante el período de inactividad.

4. Contacta con los técnicos autorizados de Euronda

Si, durante el proceso, te surge alguna duda o la pantalla del autoclave ha dado un fallo recientemente, puedes contactar con nuestro Servicio de Asistencia Técnica o con tu distribuidor. ¡Estaremos encantados de ayudarte! Nuestro servicio de asistencia responderá en forma rápida y eficaz.

¡Y estos son los sencillos pasos a seguir para el mantenimiento del autoclave! ¿Fácil, verdad? 

Recuerda que una rápida comprobación antes de las vacaciones de verano puede resultar muy útil. Pocos gestos y pequeños aspectos que, junto con el mantenimiento periódico, ayudan a mejorar la eficiencia y la longevidad del autoclave, optimizando y facilitando su trabajo.

Si te surge alguna duda o quieres contactar con nosotros, puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto pulsando aquí.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Ir arriba