Autoclave clase N

Autoclave clase N

La necesidad de preservar en condiciones seguras las actividades en la industria farmacéutica, laboratorios bacteriológicos, hospitales y clínicas dentales, hace que entren en juego los autoclaves, para así mantener la instrumentación y equipos libres de bacterias, virus y hongos, impidiendo la propagación de infecciones y contagios. En este post te hablamos de los autoclaves clase N.

Los autoclaves ofrecen un medio seguro para esterilizar material simple, aunque para clínicas dentales es aconsejable utilizar autoclaves de tipo B. Estos equipos aplican calor, vapor o presión sobre los objetos que son colocados en su interior. Existen diferente tipos de autoclaves, y queremos destacar los autoclave clase N, explicando que son, para que se usan, sus características, ventajas, desventajas y qué factores tener en cuenta antes de comprar un autoclave. 

Qué son los Autoclaves Tipo N

Los autoclaves clase N son equipos compactos de tamaño pequeño, de esterilización por vapor saturado bajo presión positiva, que sirven para esterilizar material simple. Se le agrega la palabra N que proviene de desnudo en inglés, es decir, productos no empaquetados, o una carga sólida, artículos no porosos sin ranuras ni fisuras u otras características que impida que el vapor entre al material, como, por ejemplo: pinzas, porta agujas, limpiadores de sarro…

Este tipo de instrumento se utiliza para su uso inmediato, que no se transporten o se almacenen, principalmente en clínicas dentales. 

Características

  • Ciclo gravitatorio.
  • Completamente automático.
  • Son destinados para esterilizar equipos e implementos de uso inmediato.
  • Operan con alimentación de agua en directo a la cámara, lo que genera vapor saturado en conjunto con presión y tiempo .
  • Temperatura de esterilización 121º C y 134 º C.
  • Tiempo de esterilización 4 min a 20 min.
  • Su capacidad oscila entre 18 y 22 lts.

Ventajas 

  • Ideales para espacios pequeños .
  • Adecuados para la esterilización de componentes no porosos y sin envolver, que cumplan con la directriz europea 93/42/CCE.
  • Ciclos rápidos.
  • Descarga de datos de ciclo a memoria USB, otros tienen impresora térmica.
  • Bajo mantenimiento.
  • Durabilidad (tiempo promedio de vida útil 5 a 10 años).
  • Son fáciles de abrir y usar.

Desventajas

  • No se recomienda para esterilizar objetos porosos, cartuchos huecos o artículos en paquetes.
  • Según la norma europea del 2004 N.º 13060 solo se pueden usar como unidad auxiliar.
  • La opción de secado no es tan eficaz en comparación a autoclaves de alta gama o superiores.
  • No poseen bomba al vacío (que si la tienen autoclaves de más alta gama), solo permite esterilizar objetos sólidos.

Algunos autoclaves tipo N pueden incluir otras ventajas como:

  • Pantalla LED, en el panel de control.
  • Control de sobrecalentamiento y sobrepresión (termostato protector).
  • Protector de equipo frente a fallas eléctricas.
  • Cortacircuitos térmicos.
  • Válvula de seguridad.
  • Bloqueo de seguridad en puerta.
  • Filtro de bacterias de alta densidad.
  • Ajuste en el tiempo de esterilización .
  • Indicador de agua.

Factores a considerar al adquirir un autoclave

Comprar un autoclave clase N puede depender de las necesidades del usuario, aunque debe tener en cuenta las limitaciones que hemos mencionado. Por ello recomendamos:

  1. Capacidad del autoclave: existen distintos modelos que pueden tener mayor capacidad, pudiéndose así esterilizar más instrumentos por ciclo. 
  2. A mayor capacidad mayor consumo de energía: por cada ciclo de esterilización, más energía gastará.
  3. Precio del autoclave: si las necesidades no son tan altas, no sería razonable invertir en un autoclave cuya capacidad se desperdicie por falta de uso.
  4. Duración del ciclo de esterilización: algunos autoclaves permiten ajustar los ciclos, ciclos prefijados, otros poseen ciclos rápidos, por ello es importante comprobar cuanto tiempo tarda el autoclave en realizar su función.
  5. Servicio técnico: la mayoría de empresas que venden estos productos cuentan con servicio técnico, pero hay otras que no, por ello conviene evaluar la disponibilidad de repuestos y la garantía que ofrecen por el autoclave.
  6. El tamaño de las necesidades: si se tiene una clínica pequeña se puede optar por un autoclave más económico y con capacidad media. Si es todo lo contrario conviene realizar una inversión más acorde.

Cómo conclusión podemos decir que los autoclave clase N sirven para esterilizar material simple, aunque para cubrir las necesidades de una clínica dental en Identyd recomendamos los autoclave de tipo B.

Facebook
Twitter
LinkedIn